Busco profesor de inglés online by Georgina Malagarriga - English Teacher / Digital Lover

Busco profesor de inglés online

Hablar inglés se ha convertido en una habilidad indispensable en la actualidad. Los chicos y chicas estudian esta lengua como asignatura obligatoria en las escuelas, pero, según me han dicho, el nivel es bastante bajo. Consecuentemente los padres, de forma muy inteligente, apuntan a sus hijos a clases extraescolares, a pesar de que, obviamente, los alumnos no quieren más horas lectivas en sus agenda. Fui profesora de inglés en una academia de idiomas durante tres años e intenté que esas horas conmigo fueran de lo más distendidas, entretenidas y no les recordara que seguían encerrados entre cuatro paredes. A menudo pienso que fui yo quien aprendió más pues aprendí mucho, muchísimo. Aprendí a ser docente ejerciendo de docente. Así de sencillo. Y fueron mis pupilos quienes me enseñaron. Pienso en los maestros de estos chicos, en lo que me contaban de ellos. Ahora soy profesora de inglés online. Y siempre llego a formularme la pregunta ¿cómo debe ser el mejor profesor de inglés?

 


SABER LLEVAR EL RITMO

Cualquier profesor debe estar dotado de la capacidad de escuchar, pues a veces los alumnos no saben expresar lo que necesitan. Hay que escuchar atentamente para saber qué respuesta específica necesitan oír los estudiantes para poder progresar. También es importante que sepa esperar y valorar si merece la pena detenerse en alargar una explicación o bien seguir hacia adelante. Debe llevar el timón, como si de un director de orquesta se tratara, con destreza y dinamismo. Pero lo que sin duda debe hacer un buen profesor de inglés con experiencia, es saber adelantarse a los problemas.

 


ADELANTARSE A LOS PROBLEMAS

Un buen profesor de inglés siempre va dos pasos más hacia adelante que sus alumnos. Debe conocer las dificultades habituales (pronunciar la ‘s’ a inicio de palabra, o errores habituales gramaticales tales como I am agree, o I have the reason) y tener la capacidad de adelantarse a ello. Debe tener la capacidad de guiar al estudiante hacia el resultado correcto, de forma vivencial, sin necesidad de dar siempre directamente la explicación correcta.

 


LA EXPLICACIÓN CORRECTA

Un buen instructor debe ser capaz de explicar. Quizá parezca una obviedad, pero a menudo mis alumnos se quejaban de que sus maestros del colegio se limitaban a leer los libros y poco más. El docente tiene éxito cuando es capaz de formular las preguntas adecuadas con tal de que el estudiante descubra la respuesta y la entienda, la interiorice. Hay que conocer bien la gramática inglesa, pues a veces las estructuras anglosajonas son tan distintas a las españolas que cuestan comprender. El buen profesor de inglés debe saber dar respuestas a las preguntas teóricas que a menudo surgen en las clases y, si fuera necesario, explicarlas de formas distintas. Finalmente, el que instruye debe ser capaz de explicar con buenos ejemplos y poner el vocabulario o la gramática en un contexto que sea significativo para el alumno.

 

A menudo me encuentro con que no sé responder a lo que me preguntan los estudiantes. Pero una de mis mejores profesoras me dio un muy valioso consejo: “Somos profesores, no enciclopedias”. Uno de los aspectos que más valoraron mis alumnos es cuando les digo “no lo sé, pero lo consultaré y mañana lo veremos”. Una forma todavía más pedagógica es pedirle al estudiante que busque el término como parte de sus deberes. Esta es la actitud correcta.

 


LA ACTITUD CORRECTA

La mejor habilidad que debe poseer el docente es la capacidad de hacer participar al alumno. Enseñar y aprender es un acto que requiere la cooperación entre uno y otro y para que esto ocurra ambos deben relacionarse en un mismo plano. El profesor debe inspirar confianza. Esto hará que, por un lado, el estudiante se sienta cómodo, y por otro, que el instructor esté comprometido con su alumno y su aprendizaje en lugar de sus resultados futuros. Si queremos saber cómo será el futuro, miremos el presente.

 

El buen profesor debe saber cómo utilizar el humor. Aprender inglés no es fácil, a menudo los errores se repiten, entran malos hábitos. Pero las clases no deben ser un examen constante, deben dejar pie al humor, que siempre ayuda y aligera las dificultades. En mis clases por ejemplo, a menudo usaba memes para explicar aspectos gramaticales. Hay que reír y sonreír siempre ¡aunque cueste! Porque enseñar no es un acto, es una actitud, y esta es la motivación correcta.

 


LA MOTIVACIÓN CORRECTA

Un alumno nunca debe tirar la toalla. Tal y como se dice en inglés “I will never give up on you”: nunca dejaré de creer en ti. El buen profesor de inglés es el que motiva a sus estudiantes, resta importancia a lo que no sabe y lo empodera con lo que sí sabe. Un maestro debe propiciar a su discípulo para que desee aprender y seguir conociendo. Y para conseguirlo debe señalar sus logros más que sus carencias. Es sano que el profesor invite al alumno a autoevaluarse y participe y decida sobre algunas parcelas de su aprendizaje, ya sea en contextos o competencias. Lo que sin duda debe ocurrir es que el docente debe estar involucrado con el alumno y conectado con sus deseos y aspiraciones. Sólo así sabrá aplicar la metodología correcta.

 


LA METODOLOGÍA CORRECTA

¿Qué caracteriza al mejor profesor de inglés? Será aquél que saque al estudiante de su zona de confort y sea capaz de hacerle sentir que con él estará seguro, pues esa área aparentemente incómoda es en realidad la zona de aprendizaje. El buen docente es el que acompaña al alumno en ese camino y quien le reta porque sabe que puede alcanzar la meta. El buen profesor de inglés es el que anima, el que reafirma a su alumno en la seguridad de progresar. El buen maestro debe tener la capacidad de saber en qué días y en qué momentos puede apretar y en cuáles no y qué temas es más apropiado sacar y cuáles es mejor no comentar.

 

En cuanto a materiales y técnicas, hay infinitas. A mi siempre me ha gustado desarrollar materiales propios, siempre en disonancia con la formación tradicional. Es mucho mejor usar herramientas actuales, ya sean videos de youtube, memes o hasta tik-toks. Animo a mis alumnos a que realicen pequeños proyectos en lugar de deberes (durante un tiempo los deberes consistían en realizar un diario visual y luego narrar sus fines de semana a raíz de las imágenes). En mis clases no faltaban actividades como el manual para padres (para practicar modal verbs of obligation), el casting a profesores (para practicar la formulación de preguntas) o la agencia de viajes (para practicar tiempos verbales futuros). Siempre intento que mis clases sean interesantes, planteando dinámicas en grupo que tengan sentido, que siempre suelen desembocar en debates interesantes o la interpretación de roles.

 

El buen profesor de inglés debe saber ver qué es lo que capta el interés de sus alumnos, y esto es tener la visión correcta.

 


LA VISIÓN CORRECTA

Un buen profesor debe saber que dar una materia que debe ser memorizada es un fracaso. Las lecciones que mejor funcionan son las que generan interés genuino por aprender. Estudiar normas es inútil (pues no hablamos mediante normas, hablamos con lenguaje). Más efectivo es absorber el lenguaje, sin necesidad de saber la configuración que hay detrás, pues lo importante es saber cómo usar la lengua, y no cómo se estructura. Esa es una labor para los lingüistas, pero los estudiantes son meros usuarios del idioma. Hay que estudiar el vocabulario en un contexto realista, que sea relevante, que no en ejercicios repetitivos y aburridos. De hecho, lo que ocurre en este tipo de ejercicios es que las respuestas funcionan a nivel gramatical, pero carecen de sentido. Los contextos son esenciales.

 


UN BUEN PROFESOR TAMBIÉN ES UN BUEN ALUMNO

El buen maestro es aquél a quien le gusta aprender igual o más de lo que le gusta enseñar. Ser docente significa estar implicado en el aprendizaje, en cualquiera de sus dos facetas (profesor y/o alumno). Yo misma, a mis 40 años he regresado a la universidad para, dentro de dos años, realizar un máster en pedagogía y con la aspiración realizar un doctorado acerca del tema. Un buen docente es el que sabe que siempre queda mucho por aprender y desea seguir haciéndolo.

 


EL MEJOR PROFESOR DE INGLÉS

El mejor profesor de inglés debe ser un gran comunicador. Debe saber expresarse y hacerse entender sólo en inglés (suele ser necesario recurrir al lenguaje no verbal, a las expresiones faciales o la enfatización de tono). En mi segundo año en la academia un grupo de estudiantes quedó un poco en shock de escuchar que sólo me dirigía a ellos en inglés. Les pregunté si les parecía adecuado. Me comentaron después que en la escuela su maestra de inglés les daba la materia en castellano. Quizá ahora empiezo a entender por qué el nivel es tan flojo en los colegios… El mejor profesor de inglés te hablará sólo en inglés y te dirá que con ir a clase una o dos veces por semana, poco vas a avanzar. El mejor profesor de inglés es el que te motiva, te anima, te guía y te inspira a aplicar la lengua en otros ámbitos, a ver series o escuchar podcasts en inglés, a intentar entender la letra de tu canción preferida y a leer blogs o artículos sobre tus hobbies

 


Porque sólo con saber un idioma no es suficiente para ser profesor.

 
SEE MORE
1ª Clase Gratis