LOS LÍMITES DE MI LENGUAJE , SON LOS LÍMITES DE MI MUNDO by lorena monge - Profesor/a de inglés, frances y español para extra

LOS LÍMITES DE MI LENGUAJE , SON LOS LÍMITES DE MI MUNDO

Algunos estudios han demostrado que aprender con éxito el significado de nuevas palabras cuando se estudia un idioma extranjero activa una parte del cerebro llamada estriado ventral, donde se produce el procesamiento de las recompensas emocionales... En pocas palabras, estas actividades te hacen sentir bien

Eso son para mi los idiomas, la felicidad más plena. Yo decidí aprender inglés para demostrarme a mi misma que podía, pero además, fue como el camino a la felicidad, porque fui descubriendo en el idioma partes de mi que desconocía.

Hay casos en los que el inglés se aprende de pequeños, y sale natural como una sonrisa. Hay otros casos en los que hace falta estudiar mucho para poder alcanzar ese nivel, como puede ser el camino que recorremos para conocernos a nosotros mismos. Y en otros casos llegamos a adultos y por mucho que lo hemos intentado no lo hemos conseguido, pero no cesamos en el intento, del mismo modo que nunca dejamos de intentar ser felices y luchar por lo que queremos.

Todos aquellos que desde pequeños, tienen la suerte de ser felices, que viven en un entorno ideal, que aprenden a disfrutar de todo desde que tienen uso de razón, digamos que estos serían los "privilegiados", llevados al idioma serían aquellos a los cuales les hablan en inglés en su casa, que nacen siendo bilingües y por tanto dominan el idioma y además sin ningún esfuerzo.

Después tenemos a aquellos que saben que hay que ser positivos y luchan por serlo, que buscan disfrutar de las pequeñas cosas. Aquellos que invierten su tiempo, que se dedican por completo a sí mismos, a conocerse, a analizarse, a ver sus puntos fuertes y los débiles, y sobre todo a aprender de sí mismos. En este nivel yo encajaría a los que para mí son "luchadores", los que estudian la gramática una y otra vez. Los que ven las series en inglés para hacer el oído, los que intentar unas veces con más éxito que otras leer un libro en inglés, porque dicen que así puedes ampliar el vocabulario, los que invierten su tiempo, sus ganas, sus recursos en intentar aprender.

Y por último tenemos a aquellos que bien por falta de constancia o bien por las circunstancias no favorables en las que a veces nos vemos envueltos no han podido conseguir sus objetivos en los tiempos que ellos mismos se habían marcado, estos son "la resistencia", aquellos que llegan a una edad, o unas circunstancias en las que perfectamente podrían estar en casa no haciendo nada, pero deciden retomar el inglés, y a mi estas personas me fascinan, y se ponen poco a poco a hacer fichas, a leer textos, a ampliar vocabulario...

Y es que al final como dice mi madre, en esta vida todo esfuerzo tiene su recompensa, igual que nos pasamos la vida intentanto encontrar el lado bueno de las cosas, aunque a veces no lo hay, igual que luchamos por sobrevivir, que buscamos incansablemente la felicidad, del mismo modo deberíamos intentar aprender un idioma, porque si bien es cierto que por mucho que lo intentemos no todos conseguimos ser felices, por el camino siempre hay momentos en los que tocamos el cielo con las manos.

Así que si nos esforzamos mucho por aprender un idioma, puede que hayan días que no aprendamos nada, puede que hayan cosas que se nos atraviesen, pero tanto si somos de los privilegiados, los cuales si dejan de practicar pierden el privilegio, o de los luchadores que tras mil ejercicios de pasiva no tengan ganas de volver a ver el verbo to be en su vida, o de la resistencia que aprenden las partes del cuerpo en ingles con sus nietos, y no saben de cuál de las dos cosas disfrutan más, hay que tener muy claro que aprender un idioma es tener una ventana más desde la que observar el mundo.

SEE MORE
1ª Clase Gratis