La regla de tres para hablar inglés by @linkstoenglish - Mark Venning · Profesor de inglés - Madrid

@linkstoenglish

Mark Venning · Profesor de inglés

perfil

La regla de tres para hablar inglés


 

¿Y eso, qué es?


Muchas veces he oído personas de aquí hablar de “la regla de tres”. Pero oye… eso que quiere decir? ¿Tiene algo que ver con la falta de material escolar en la clase de mates? ¿O más bien será una cuestión (algo íntima, eso sí) de las tres mellizas entrando en la ansiada pubertad? ¿O quizás será una manera de enganchar al lector para tenerle en ascuas hasta la próxima entrega, y luego hasta una tercera entrega colmando todo?

Esto os lo cuento en el siguiente post.

 
Parece que la regla de tres en el mundo hispanohablante tiene algo que ver con magnitudes y fórmulas matemáticas, pero - aunque parece algo paradójico para un filólogo como yo - todo eso me suena a chino. Porque en el mundo anglosajón, nuestra regla de tres, o rule of three, tiene más que ver con el hecho que un trío parece mucho más interesante que un dúo (especialmente si es un búho verde dándote la lata cada dos por tres) o uno más solo que la una.

 

 

Los números pueden ser mágicos, los reyes no

Según el gran trio hiphopero De La Soul, Three Is The Magic Number
 

Los chicos de Amityville, Long Island, Nueva York tuvieron un exitazo en el ocaso de los años ochenta en mi país con una canción de este título, que provenía de su álbum-hito de debut 3 Feet High and Rising, un disco cargado de samples de lo más inusitado para un disco del tal género en la época.

 

Y no se equivocaron. El número tres parece tener una calidad mágica y en nuestra cultura popular el tres está omnipresente. Hay tres cerditos, tres mosqueteros y estos tres tristes tigres tragando trigo en un trigal. Según otra canción solo habían tres cosas en la vida, salud, dinero y amor (aunque en inglés es health, wealth and happiness)... obviando el sangre, sudor y lágrimas de nuestro trabajo diario y (para las señoras por lo menos) los señores altos, morenos y guapos.
 

¡Sin hablar del pasado, presente y futuro!

 

En el mundo del deporte hay oro, plata y bronce; Liga, Copa y Champions y hasta el Un, dos, tres de Ibañez Serrador (donde sólo hacía falta ser un gimnasta mental para hacerse con el premio). Y en la iglesia hay treses a tutiplén: la resurrección de Jesucristo después de tres días, los tres reyes magos (the Three Wise Men en inglés, nada de “magic kings” por favor) y, como no, la Santisima Trinidad.  
 

 

 Tán fácil como un, dos, tres

¿Y donde voy con todo eso? Pues, para poneros en el buen camino hasta la fluidez en cualquier idioma extranjero - y sobre todo en el inglés, - hacen falta tres cosas:

 
 

Estos tres ingredientes suman la fórmula mágica. Añade un poco de lectura para ampliar el vocabulario y otro poco de estímulo auditivo (podcast, la radio de la BBC, Netflix y companía en V.O.) y ya está.

O como decimos en mi país, Bob’s your uncle.

 

Así que, en las próximas tres entregas en castellano de este blog, explicaré los pormenores de cada uno de estos tercios tan pasados por alto de los métodos tradicionales de aprendizaje… cosas que nosotros en Oxinity tratamos de fomentar en nuestros estudiantes.


¡Eso sí que es el poder de tres!

¡Hasta la próxima!

 
Prueba una clase gratis